La Estación de Tratamiento de Agua Potable de Santa Eulalia de Gállego es una de las más avanzadas de la Comarca de la Hoya de Huesca.

Construida en 1963 con un sistema de decantación, ha ido incorporando sistemas de filtrado con arena y carbono activo, automatización y de seguridad en el suministro y de ahorro energético.

Actuamente y tras la crisis del Lindano del 2014 el control y mantenimiento de los filtros de carbon activo son gestionados por el Instituto Aragonés del Agua.